Verde que te quiero verde

Verde que te quiero verde

NANICONSEJO

La decoración floral, las plantas y los arreglos vegetales convierten una casa en un hogar.

Si un ser vivo conlleva muchas atenciones, cuidados y mantenimiento, las flores y plantas artificiales logran el mismo efecto e incluso a menor precio. La decoración floral en casa con plantas y flores es la mejor alternativa a las plantas naturales y el toque perfecto de color y efecto hogareño y acogedor.

Un ambiente cálido, acogedor y que aporta sensación de calma y tranquilidad al conectar con la naturaleza. Sí, todo eso logramos alegrando nuestras estancias con flores, plantas, ramas y elementos naturales como piñas o maderas, en opinión de nuestra experta en interiorismo, Nani Palomo.

Hemos dejado de utilizar la decoración floral únicamente para espacios principales como el salón o la entrada, ahora encontramos detalles florales en baños, dormitorios, cocinas, escaleras, e incluso en rincones cuyo espacio es reducido o poco útil y le damos un toque amable gracias a una composición de maceta alta con vegetación. Recomendable destacar la maceta con un color dorado, ocre o cobre y buscar una especie monocromática basada en un único tono verde.

En una estancia principal como un salón, podemos combinar un centro de mesa con flores de vara y hoja cortas en diferentes formas y tonalidades, si cerca tenemos una lámpara destacada o una butaca estampada a la que no queremos restar protagonismo. Es la mejor compañía, acogedora pero sutil, como una kentia o una flor de bambú.

La altura del detalle floral es muy importante para lograr un efecto o el contrario. Los centros de mesa siempre los remataremos en plantas y detalles a la misma altura, con ese denominador común en todas las especies escogidas. Sin embargo, en un jarrón la diversidad de alturas logra un efecto mucho más vistoso y equilibrado.

Doble de A
Doble de A
jarrón con flores preservadas
Jarrón con flores preservadas

Los jarrones son un acierto seguro, especialmente no fallan nunca los de cristal  aunque en este caso hay que cuidar también la parte interna con piedras o raíces. Los materiales van evolucionando y hoy los jarrones más vendidos son metálicos, en colores oro y dorado, cobres, envejecidos, acero u óxido, o en combinaciones de negros y maderas.

Las flores son el básico más escogido en tamaños pequeños y medianos para mesas auxiliares, estanterías, aparadores, consolas o encimeras de baños y cocinas. Destacan las clásicas rosas, peonías, hortensias, orquídeas, proteas, magnolia, tulipanes, lilas o wisterias.

Las plantas carnosas o suculentas, como los cactus, están tremendamente de moda como el aloe, agave, pleiospilos, orostachys o graptopetalum son algunas de más comunes en cualquier tienda pese a sus nombres poco conocidos.

Las podemos encontrar en diversas tonalidades de verdes, amarillos, ocres, anaranjados y rojizos muy propios de esta época otoñal que alegran cualquier superficie sin ocupar apenas espacio.

Las ramas son una excelente elección elegante y sofisticada y ganan terreno enormemente a las flores. Puedes elegir eucalipto, almendro, berri, bayas en varios colores, alocasia, aloe vera, yedra, senecio, philo, o helechos. Lo que ha desplazado y cada vez vemos menos son las plantas colgantes y trepadoras. 

Gypsophila
Gypsophila
Mezcla de ramas otoñales
Mezcla de ramas otoñales