Tips básicos para el cambio de armario: bienvenida primavera
Freepiks

Tips básicos para el cambio de armario: bienvenida primavera

Primavera, bienvenida con tu cambio de hora, cambio de luz, trastornos del sueño, y con la típica búsqueda de ropa más liviana. Ya sabemos que en cuanto la temperatura es más agradable, todo nos estorba… El cambio de armario nunca es una tarea muy agradecida ni apetecible, pero menos aún en primavera.

¿Por qué no nos gusta hacer el cambio de armario en primavera? Debe ser la astenia, o no, simplemente guardar trapitos de verano que caben en cualquier cajita es más llevadero que guardar plumas, botas y jerséis gruesos.

El espacio que nos requiere guardar la ropa de invierno es muy superior que el necesario para reservar la ropa de verano durante los meses más fríos. Hay que empezar la tarea mentalizados ya con la idea clara de que ahora necesitaremos prácticamente el doble de espacio.

Cuida tu ropa. Además sus cuidados también son diferentes. Materiales como lana que es aconsejable preservarlos bien para evitar visitas de insectos como polillas. Botas de piel o bolsos que hay que proteger de pliegues o dobleces que se quedarían marcados en la prenda. Es muy recomendable guardar todo evidentemente recién limpio y en el caso de materiales que podamos proteger, debemos hidratarlos unos días antes de guardarlos.

Déjate asesorar y planifica el cambio de armario. Es muy recomendable en esta época del año aprovechar y buscar opiniones de expertos que nos den trucos, tips y consejos para evitar disgustos cuando vuelva el otoño. Antes de nada localiza las cajas vacías o lugares donde colocarás la ropa, calzado y complementos invernales y limpiarlo todo a fondo. Busca y localiza también la ropa de verano y primavera que se adueñará de tu armario en breve. A veces, colocar la ropa de invierno antes de rescatar la de verano puede dejarla al fondo del trastero.

Guarda la ropa estirada o colgada. Los tejidos más vaporosos y livianos del verano como por ejemplo el lino hay que lavarlo y plancharlo, sin embargo otros textiles pueden soportar mejor su hibernación. En cualquier caso si es posible que los vestidos se guarden colgados, evidentemente esta tarea será mucho más sencilla, estarán menos arrugados y el mantenimiento y la conservación hará sufrir mucho menos a sus fibras.

Si un abrigo lo guardas colgado en una percha evidentemente mucho mejor, pero si no es posible, intenta que tenga el menor número posible de dobleces y que no haga mucho peso de unas prendas sobre otras.

El truco infalible en el cambio de armario es: regalar, vender o donar ropa que este invierno no has usado y que quizá no merece la pena guardar durante meses para darle otra oportunidad el otoño que viene. Si se llevaban los jerséis oversize y ahora no los soportas, no busques excusas, es hora de darle otra vida.

Deshazte de ropa que no usas. Desde las aplicaciones de segunda mano, a las tiendas de toda la vida de ropa usada. Pasando por las ongs, parroquias y programas de voluntariado que altruistamente clasifican la ropa y la reparten a personas en riesgo de exclusión social o familias vulnerables. ¿Por qué no tienes todo el año un lugar donde ir depositando aquellas prendas que en un momento puntual decides que vas a donar? En el caso de los niños también puedes establecer un lugar donde reservar las prendas que ya se les han quedado pequeñas y que hay que guardar, regalar, donar o devolver.

Planifica la tarea. Ya sabemos que hay quien afirma que en un par de horas se hace el cambio de armario, pero solo tú sabes cuánto tiempo te suele llevar esta tarea. Depende de si lo guardas todo en la misma casa, en el trastero, si tienes más o menos cantidad de ropa, hay tantas variables como personas y familias. 

Organiza tu armario. Aprovecha el cambio de la ropa de temporada para reorganizar tu armario. El guardarropa es ese lugar donde se debe invertir tiempo para recuperarlo cada vez que lo abras. Vete de compras para tu armario, como lo oyes. Así que compra o busca soluciones de almacenamiento, cajas de diversos tamaños, organizadores de cajones, etc. para que de un vistazo sepas perfectamente dónde está cada prensa y complemento.

Casa ordenada, mente tranquila. La opinión generalizada de los gurús del orden y expertos que ofrecen recomendables y trucos para los cambios de armario y la organización en casa coinciden, una casa y un armario ordenados son un alivio mental y suman muchos puntos al equilibrio emocional y la reducción de la ansiedad.