Renueva tu casa y ponla a punto por primavera: luz, color y sostenibilidad

Renueva tu casa y ponla a punto por primavera: luz, color y sostenibilidad

La primavera altera también nuestra casa, no solo nuestra alegría y vitalidad con sus días más largos y el buen tiempo. Época en la que es recomendable poner a punto nuestra vivienda para los próximos meses de calor. Abre ventanas y ventílala durante horas, incluso una limpieza en profundidad y, por supuesto, renovación y orden en cada cajón.

Hay quien aprovecha esta época para hacer una limpieza general, coincidiendo con el cambio de armarios y con días con más horas de luz. Pero además de limpiar, hay más recomendaciones para poner a punto nuestro hogar para los meses de calor.

ventilar ventana floresVentilar las estancias y armarios a conciencia. Abre bien las ventanas y renueva el aire por completo en todas las habitaciones. No olvides abrir totalmente tus armarios para que también se ventilen.

Limpieza en profundidad sin dejarnos esos rincones que habitualmente no revisamos en las tareas habituales de todo el año, como los maleteros o los altillos de los armarios. Si aprovechamos el cambio de armario para limpiarlo a la vez evitaremos que el polvo acumulado por ejemplo en zonas altas ensucie nuestra ropa. Planificar esta limpieza por zonas de la casa y cuándo será el cambio de armarios ayuda a que lo hagamos sin prisas y no se retrase.

Deshacerse de objetos no solo es ganar espacio, es favorecer incluso el equilibrio emocional ya que aquellas cosas que no usamos y guardamos ‘pesan’ de alguna forma en nuestro subconsciente.

espejoAprovecha la luz. Sustituye un cuadro por un espejo en la entrada o en algún lugar frente a una ventana e inundará de luz natural esa estancia multiplicando la de tu ventana. Además, y también buscando aprovechar todas las horas de sol que tendremos en los próximos meses, coloca nuevas plantas de interior que den ese toque verde natural de vida. Elige plantas resistentes que no necesiten muchos cuidados, las llamadas resistentes, para que se mantengan bonitas y saludables.

Renueva tu decoración incluso solo cambiando algunos objetos de lugar, pero dale un aire nuevo a tu casa. Adquiere varios cojines de colores veraniegos como blancos, azules y corales, y guarda los tuyos durante unos meses. Retira un par de objetos para aumentar la sensación de amplitud en tu casa; si en invierno un ambiente más cargado puede dar una sensación más acogedora y cálida, ahora te invitamos a hacerlo a la inversa. Libera espacios y usa la fórmula de 3 por 1; retiras 3 objetos y colocas uno nuevo, verás que cambio.

Vuélcate con tu terraza, balcón o jardín. Las zonas exteriores se van a convertir en el lugar donde más tiempo vas a pasar durante la primavera y el verano. No lo podemos evitar, buscamos el sol y el aire como las plantas, y es opinión generalizada; queremos estar fuera incluso con una chaqueta si refresca la temperatura. Así que no escatimes en preparar tus muebles y decoración de exteriores que suele estar guardada o protegida con fundas.

Es muy recomendable que innoves también en la decoración de exteriores y no renuncies a clásicos como maceteros colgantes con plantas naturales o alfombras de fibra natural como ratán o yute.

Puesta a punto de alfombras, tanto las que recogemos más acolchadas, de pelo más largo o grueso y más abrigas que debemos guardar correctamente y por supuesto con la limpieza acorde, por ejemplo si son de lana virgen. Hay que tener en cuenta que si son de lana puedes dejarlas también en verano puestas, ya que al ser fibras naturales aíslan tanto del frío como del calor.

Mismos cuidados con las alfombras que recuperamos del trastero o compramos nuevas para la esta temporada. En estos meses de calor buscamos tejidos más ligeros y frescos, en materiales naturales o vinílicos, infórmate y sigue las recomendaciones de los fabricantes para evitar disgustos y para que de un año para otro sigan como nuevas.

Hazte sostenible y renueva tus productos de limpieza o almacenaje alejándote del plástico por ejemplo… Cambia también hábitos como en los productos de limpieza del hogar o de higiene personal, reciclaje, copa menstrual, dejar de fumar o retomar el ejercicio físico. Cualquier excusa es buena, pero con el cambio de hora y esta temperatura podemos motivarnos más. Es el momento de aprovechar y cambiar algunas viejas costumbres por otras más saludables y sostenibles, si buscas bien, también más baratas a medio y largo plazo.