Paisajismo en tu jardín: un oasis en casa

Paisajismo en tu jardín: un oasis en casa

Caminos de piedra blanca, setos para delimitar espacios, madera y verde en contraste, fuentes de agua en movimiento,... la naturaleza se integra en tu jardín y la decoración parece nacida de entre las piedras... Interioristas y expertos en paisajismo para lograr ¡Tu oasis!

En el jardín los detalles también adquieren mucha importancia, por ejemplo la iluminación es fundamental para sacarle todo el partido a ese rincón inigualable de tu casa. Los exteriores suelen ser usados de día con mucha luz y debemos preocuparnos por disponer de sombrillas y espacios a la sombra de cara al buen tiempo, pero también son un lugar privilegiado para veladas nocturnas y al atardecer.

Por eso la iluminación debe ser óptima para que haya suficiente visión para por ejemplo cenar y ver todo bien, pero claro, si sobrepasamos la luminosidad imprescindible vamos a perder intimidad y calidez. Una opción es disponer de varias opciones para diferentes usos. Por ejemplo una lámpara de techo en un porche nos aporta luz focalizada y con intensidad para cenar o realizar una labor con necesidad de más luz.

Mientras que otras lámparas de pie con luz más amplia o figuras decorativas como animales o elementos florales que integren en su interior una bombilla o foco, nos ofrecen una luz menos intensa y más dispersa que crea ambiente. Incluso los maceteros decorativos con doble función: macetero y lámpara.

Delimitar espacios es el primer paso para distribuir y armonizar nuestras zonas de exteriores. La opinión de un experto en paisajismo será clave para sacarle el mayor partido a esta división; optimizar el espacio, integrar plantas, setos, con la zona de sillas y mesas, o si hay, con la piscina o la zona de juegos infantiles.

Hay vallas de madera incluso con puertas que ayudan a crear esas divisiones y a la vez garantizan la seguridad de niños para acotar la zona de juegos o protegerles del acceso a la piscina. Además, si esas vallas no tienen mucha altura no distorsionan las vistas de todo el espacio para dar mayor sensación de amplitud, de zona diáfana o para permitir una piscina ‘infinity pool’.

Una variante muy de moda, especialmente en jardines de estilo minimalista y moderno, son las delimitaciones de la piscina con cristal y acero inoxidable. Se trata de cristales especiales para exteriores ya que este material suele absorber el calor más que la madera que normalmente es un material idóneo para jardines.  

Las celosías en madera o pvc, en tonos blancos, madera natural o verde para integrar la vegetación en paredes o separación de zonas son un éxito asegurado. Idóneo para enredaderas, yedra, jazmín o galán de noche, buganvillas,… Además, algunas de estas plantas aportan un aroma muy agradable en los atardeceres y noches veraniegas.

Los jardines verticales están muy de moda y sin duda son una solución excelente para combinar decoración y la frescura que aportan estos paneles de plantas naturales. Precisamente si escogemos los jardines verticales naturales suelen ser muy delicados en sus cuidados y mantenimiento, razón por la que muchos optan por los artificiales.

Los suelos lucen mucho en exteriores pero también deben ser resistentes. Zonas de arena o tierra, césped natural o artificial, caminos de piedras, baldosas rústicas… Normalmente la zona de piscina o de césped suele delimitarse con gravilla o piedras pequeñas.

La piscina además de su utilidad indudable para refrescarnos en los meses más calurosos decora y da vida y frescor a todo el jardín. El entorno de la piscina suele ser confortable y estar preparado para resultar más cómodo y poder tumbarnos  y sentarnos en el suelo.

El mobiliario suele concentrarse en una zona amplia de sombra, pero siempre una zona de relax y muy cómoda. Hay que elegir un tipo que se adapte al espacio y a las condiciones exteriores de temperatura, sol y lluvia. Los muebles de exteriores determinarán en gran medida el estilo del jardín.

Plantas y flores en maceteros combinados en diversas alturas para conseguir un espacio más colorido y dinámico. Las plantas naturales sin duda son la mejor opción, para lograr un jardín fresco y capaz de rebajar la temperatura de manera natural.

El color verde en todos los materiales, en plantas, en setos,… es el color original de la naturaleza y su mejor compañía es el colorido natural de flores de cualquier tonalidad. En el jardín todos los colores son bienvenidos, ¡aquí no hace falta combinar!

Pequeñas piezas en lugares estratégicos para decorar y utilidad, lámparas, estanterías colgantes para colocar plantas o almacenaje.

Setos de diferentes tamaños. Los setos altos que delimitan nuestro jardín aportando intimidad, además dan verde y frondosidad al jardín. Los setos pequeños para definir espacios sin quitar vistas dentro de tu jardín. Asesórate al escoger las plantas, tanto para conocer sus cuidados, como para decidir qué tipo de plantas. El mejor truco es seguir las opiniones de los expertos en paisajismo porque además de conocer la resistencia de una planta u otra, nos ayudarán a tener en cuenta si aportarán humedad a una zona por ejemplo con madera y eso puede crear un problema.

En general suelen ser plantas muy duras que aguantan altas temperaturas durante todo el año, y su naturaleza perenne nos facilitan sus cuidados.

Fuentes con agua en movimiento integradas en nuestra vegetación, con piedras, en cascadas o incluso camufladas en algún extremo de nuestra piscina. Fuentes centrales o de pared en zonas que no sean de paso y que resulten un espacio ‘muerto’. Los catálogos de fuentes hoy son muy amplios, y se puede escoger desde las más rústicas en piedra a otros materiales y modelos mucho más modernos.

Tan solo se escucha el circular del agua que cae, hoy las fuentes apenas crean ruidos ni molestias en los nuevos sistemas de circuitos cerrados. Diseños más innovadores y minimalistas como cortinas de agua. Aunque son muchos los que buscan los materiales naturales como la piedra y el hormigón ya que son un básico que se integra perfectamente en la vegetación.

Luces solares que se pueden incorporar en el jardín camufladas en esquinas, para delimitar caminos, siguiendo el perímetro exterior del jardín o de la piscina. En macetas, clavadas en el césped, evitando que estorben en zonas de paso, se cuelan entre la vegetación. Esos puntos de luz tenue dan la sensación de ambiente muy acogedor. Y con un toque más alegre están las guirnaldas de luces que se cargan con el sol sus baterías y decoran las paredes del jardín entre la vegetación, en árboles o en celosías creando un ambiente elegante y sofisticado.

En el jardín estirar el presupuesto y los metros disponibles se hace primordial al igual que en otros espacios de la vivienda, pero sin duda, y más de cara al verano, es una inversión que luce y se disfruta mucho. Por eso la mayor recomendación es acudir a profesionales especialistas para que nos asesoren en qué plantas, qué materiales y cómo repartir los espacios.