La reconquista del oro

La reconquista del oro

OPINIÓN DE EXPERTOS

El oro es capaz de conquistar rincones en un ambiente rústico, en uno vintage, en el más barroco-renacentista y hasta en el más minimalista o moderno.

Es un clásico asociado muchas veces al éxito y el lujo, para otros es un básico elegante, combinable y sofisticado, e incluso hay para quien es el mejor toque de luz en ambientes minimalistas. Hoy el oro y el color dorado reconquistan las tendencias y se integra en patas y tiradores de muebles auxiliares, en tejidos en diferentes materiales y por supuesto en miles de piezas de decoración. Jarrones, marcos, espejos, lámparas,… es un básico que nunca falla pero redimensionado con texturas menos llamativas ni metálicas, el oro se camufla, se integra y conquista miles de rincones.

El dorado es el mejor compañero de cualquier color, sea frío o cálido; de cualquier ambiente, desde zonas adaptadas para el teletrabajo o el estudio, a estancias de ocio; amplias habitaciones o recibidores donde buscar el efecto de amplitud.

Nani Palomo nos confiesa que las tendencias en decoración nunca han renunciado al oro:

Ha habido épocas en las que parecía que el acero y la plata tomaban la delantera, pero al final la elegancia del oro y los dorados siempre ha regresado o no ha terminado de irse.

Hoy destaca que la mezcla de materiales, en diferentes texturas y tonos es la opción donde el oro resulta más versátil y por lo tanto, siempre encuentra su sitio, sea como sea la estancia que estemos decorando.

El oro es capaz de conquistar rincones en un ambiente rústico, en uno vintage, en el más barroco, industrial y hasta en el más minimalista o contemporáneo.