Cero residuos también al lavar y al lavarnos

Cero residuos también al lavar y al lavarnos

Jabones y detergentes sin componentes plásticos ni químicos, cero residuos también para lavarse y limpiar en casa. Y la nueva tendencia de bañarse solo en días alternos que mejora el PH de nuestra piel y ayuda a tener un planeta también más limpio. Nuevas soluciones a problemas contaminantes de toda la vida.

Precisamente los productos caseros de limpieza e higiene son los reyes para los ‘influencers’ más ‘eco-responsables’, se buscan alternativas con cero químicos y cero residuos, los conocidos como “zerowaste”. Champú en pastilla sólida como el jabón de manos tradicional sin resinas, lo más ecológico y natural, dice su marketing, para nuestro cabello. Y si buscas lo oferta es muy amplia, incluso grandes marcas, no solo pequeñas firmas más alternativas, y normalmente más caras. El champú sólido ha llegado para quedarse vista la gran oferta que encontramos en el mercado.

Hemos declarado definitivamente la guerra a productos altamente contaminantes como las toallitas y no dejan de surgir alternativas al plástico por conciencia y coherencia social. Las empresas buscan soluciones y en opinión de los consumidores es una excelente noticia ya que estos productos alternativos o con empaquetados sostenibles, tienen muy buena acogida en el mercado.

Los envoltorios de los productos es una batalla abierta desde hace años en multitud de pasillos del supermercado. Es cierto que al llegar a casa con la compra nos habíamos acostumbrado a quitar y quitar plásticos y más plásticos hasta sacar y almacenar frutas, verduras, panes, huevos, galletas, productos de limpieza, etc.

En este aspecto la cesta de compra está dando un giro importante partiendo desde los propios supermercados donde por ejemplo para coger frutas y hortalizas a granel ya no hay únicamente bolsas de plásticos, en muchos la opción ya es de papel y cartón o puedes usar tu propia bolsa de tela.

El plástico reciclado fue la primera opción para muchas soluciones que hasta ahora solo conocíamos en este material, ahora ya no solo reciclamos el plástico usado, un poco más allá, surgen novedades en materiales igual de resistentes y mucho más sostenibles.

Los materiales biodegradables han conquistado multitud de sectores desde la alimentación y limpieza a bolígrafos, botellas de agua, pajitas,… y un largo sinfín que afortunadamente para nuestros hijos y para el planeta, parece que cada día es más numeroso.