¡Abriga tu hogar!

¡Abriga tu hogar!

Alfombras y cortinas para el duro invierno

Alfombras de lana virgen, mantas y cortinas se convierten en el abrigo, la bufanda y los guantes de nuestro hogar para protegerlo del frío y de las tremendas heladas de estas semanas. Sí, en invierno una casa acogedora pasa por su decoración pero también por usar elementos que realmente la hagan cálida, y esta vez no hablamos de calor en el sentido figurado, sino literalmente. Recupera tejidos naturales como la lana virgen y el algodón para pasar un invierno calentito.

Alfombras

La temperatura de tu salón es mucho más agradable, y sensiblemente superior, si tienes una buena alfombra de lana virgen. Prueba la sensación y comprobarás que nada tiene que ver con las fibras sintéticas y materiales artificiales.

Mantas

Usa las mantas. No hay mejor remedio ante el frío que abrigarse, por eso, más allá de las modas y las tendencias en decoración, las mantas de tejidos cálidos son el remedio lógico más útil y estiloso.
Plaid, foulards y mantitas de sofá para echarse por encima de las piernas, espalda o ¡para envolverse! Lejos de las bata-mantas, tu mantita de sofá en terciopelo o lanas naturales son la mejor opción y la más estilosa. No solo en el salón, las mantas aparecen en cualquier estancia de la vivienda y en diversos estilos y combinaciones.

Colocadas sobre los pies de la cama para dar sensación cálida y para usarla en cualquier momento. Combina a lo largo de todo tu hogar diferentes mantas de texturas y grosores diversos. Tejidos suaves y esponjosos, livianos no como las mantas de antaño, y en colores y diseños idóneos para cada habitación. Mantas sherpa, en terciopelo, crouchet, algodón, viscosa,… elige cómo estar más ‘a gustito’ en las frías jornadas invernales.

Cortinas

Las cortinas son un aislante natural de tu hogar. Entre los cristales de las ventanas y balcones y las cortinas se crea un espacio con una capa de aire que sirve de aislante natural. El aire caliente es una fórmula infalible para aislar, y de esta sencilla manera creamos esa ‘cortina de aire caliente’ en una zona especialmente sensible al frío; los cristales.

cortinas-invierno

En cualquier estancia de la vivienda podemos colocar cortinas de textil, bien en ventanas, miradores, balcones o puertas de paso. Durante los meses de invierno puedes colocar más cortinas que durante el verano desaparecen, cuando las horas de sol son muchas más. Es un acierto en todos los sentidos, ya que cambia notablemente la sensación térmica.

Los materiales, al igual que en mantas y alfombras, también son muy importantes en su doble labor decorativa y de abrigo. Las fibras naturales logran un mayor aislamiento y la sensación que transmiten también es mucho más agradable y de mayor calidez. En cuanto a los colores, si escoges tonos claros permitirán que la luz, en las escasas horas que hay en estos meses, entre más en las estancias.