Los colores del otoño

Los colores del otoño

EL RINCÓN DE NANI

Los colores del otoño son inspiración de colecciones más propias del frío y de buscar prendas de abrigo. Sí, también en casa aunque la temperatura sea confortable. Transforma el paisaje lluvioso y gris al otro lado de la ventana en alegría y color en tu casa.

Con la llegada del mal tiempo e incluso los confinamientos, la casa se convierte en el centro de la vida. Comidas y meriendas, tardes cortas de luz en las que sentirnos a gusto en casa significa mucho más. Acomodemos la decoración de nuestra casa conforme a nuestros gustos, pero también a nuestras necesidades, convirtiendo la casa en un lugar confortable y acogedor. Es tiempo de pasar más ratos dentro de casa, hagamos que nos sintamos cómodos en ella.

Abriga tu casa con alegres colores otoñales que invaden superficies desnudas durante el verano

En Noruega, donde la casa es una absoluta protagonista de la vida familiar y social, cambian las cortinas varias veces al año. Tienen varios juegos y es una manera de cambiar el aspecto de la vivienda más drásticamente, sin modificar muebles por ejemplo. En navidad suelen usar colores rojos, el resto del año depende evidentemente de los gustos pero la primavera suele vestirse de amarillos y verdes, colores más neutros durante el verano y en otoño e invierno incluso estampados.

Los cobres, marrones, tierras, mostazas, berenjenas, verde hoja, crudos y beiges, tejas y anaranjados, e incluso rojizos comienzan a invadir nuestros espacios domésticos conforme caen las hojas de los árboles.

Alegra tus butacas, reposapiés, puffs y sillones. Las piezas principales del salón que atraen todas las miradas y aportan el toque de estilo y calidez al espacio. Vístelos y atrévete con tonalidades otoñales más arriesgadas y sal del beige y el gris.

.Abriga tu salón, tu entrada o salita de estar con mantas, alfombras, cojines y caminos de mesa. El textil invade superficies que durante el verano estaban ‘desnudas’. Renovar las fundas de tus cojines es barato y supone un cambio destacado en los colores de tu sofá. Inventa nuevas combinaciones de tonalidades otoñales y de tejidos como el terciopelo, la pana o incluso lana.

¡No solo los colores, si no los materiales y tejidos!

Hojas secas y la decoración floral en general para alegrar jarrones y bandejas, corchos e incluso trozos de madera cortada cerca de nuestras chimeneas o en un rincón del salón, bellotas y nueces u otros frutos otoñales pueden convertirse en originales centro de mesa o rellenar un jarrón transparente. Las velas son objetos muy versátiles y las encuentras en decenas de colores y tonalidades que combinan con tus textiles y tus objetos de decoración a la perfección y en cualquier espacio.

Tejidos más tupidos, más esponjosos para el cambio de temperatura, pero suaves y ligeros. Del hilo y los tejidos más vaporosos del verano pasamos a tejidos más cálidos como el terciopelo, chenillas o lanas gruesas. Y un tejido muy de moda; el pelo y concretamente el pelo de cabra del Tíbet que puede ser natural algo más exclusivo o sintético. Hay casas francesas especializadas en cojines de cabra del Tíbet a unos 200€ el cojín, o puedes encontrar otros sintéticos por unos 45-90 €.