Madera natural: la calidez

Madera natural: la calidez

Es el básico infalible en decoración.

Nani no tiene reparos en reconocerlo. La madera puede ir sola o combinada, tallada o lisa, tintada o natural, pero la calidez que aporta la madera no es sustituible por ningún otro material.

Imitada en suelos, a la vista en techos, integrada en paredes, escaleras, marcos de ventanas o puertas que lleguen al techo. Nuestra interiorista se atreve a decir que la madera nunca es excesiva. Imaginamos casas cabaña en la sierra, estilos acogedores en zonas frías de montaña, ahí puedes meter madera en todas partes y no es demasiada. 

Su calidez transforma cualquier vivienda en acogedora. Un estilo o una decoración pueden ser minimalista, pero si tienen madera nunca serán fríos.

El suelo de madera es más caro y necesita cuidados, hay quien prefiere sustituirlo por otros suelos porcelánicos o suelos sintéticos que imitan a la madera evitando esos materiales delicados pero sin renunciar al efecto acogedor y cálido de las maderas, especialmente en colores naturales.

La madera invade también espacios que tradicionalmente no había conquistado como los baños, gracias a tratamientos y barnices antihumedad que cuidan y aíslan de manera que su mantenimiento es casi nulo y permanece como el primer día. 

Roble natural, haya, pino,… los colores nórdicos más claros aportan más luminosidad a las estancias bien en los muebles, suelos o en marcos de balcones o ventanales.

En la decoración la madera es un infalible. 

espejo madera

Pies de lámparas, centros de mesa, mesas auxiliares, cabeceros, candelabros, esculturas, marcos de fotos o espejos…

 Piensa en cualquier elemento decorativo, seguro que puede ser en madera.

Palillería, combinada con materiales como hierro, acero, aluminio, o en diversos tonos de madera e incluso con tintes de colores más arriesgados. La madera es el básico que nunca falla ni defrauda.

Además, la madera como material aislante es un excelente amigo, tanto para aislar del ruido como para la temperatura. En exteriores sirve de suelo en piscinas o porches donde andar descalzos en verano sin quemarnos los pies. Misma ventajas en saunas con suelos de madera. Y en cuanto a absorber el ruido es el mejor compañero en restaurantes, así que en casa, si hay un problema de ruidos, prueba a forrar con madera ese espacio (techo, pared,…), y desaparecerá.