Dormitorio juvenil, prolongar su personalidad
Dormitorio Juvenil Glicerio Chaves Hornero

Dormitorio juvenil, prolongar su personalidad

Una habitación versátil para estudiar, dormir, escuchar música y pasar una gran parte del día en ella. Polivalencia y comodidad para que decoración, almacenamiento y funcionalidad quepan en el mismo espacio. Su habitación es su pequeño mundo, y en ella todo será un reflejo de su personalidad.

Como si la habitación fuese un reflejo de la personalidad de quien vive en ella, no queda un rincón sin usar ni personalizar. A las necesidades útiles de un dormitorio como cama y armario se suma el uso como lugar de estudio o de ocio. Un joven o adolescente pasa más tiempo dentro de su habitación que en el resto de edades y por ello es su micro-espacio, su pequeño mundo. Y eso se traduce en decoración, paredes, lámparas,… todo acorde con su estilo.

Hay que aprovechar el espacio más si cabe que en otras estancias de la vivienda, por lo que las cajoneras se simplifican en sinfonier donde la parte alta sirve como apoyo para televisión o libros. Los muebles esconden zapateros con gran capacidad, pequeños baúles, sillas-butaca para descalzarnos, mesas de estudio amplias con sillas de estilo ‘gaming’ también de importantes dimensiones, pero con mayor comodidad.

Las camas suelen ir pegadas a la pared para ganar espacio en la habitación, a veces se centra y se dispone de tamaños más amplios incluso de 135 o 150 con posibilidad de convertirse en habitación de invitados. Camas diván o pequeños sofás para descansar. Camas con canapés abatibles para aprovechar el espacio para guardar cosas en ese espacio muerto o con grandes cajones escondidos.

Estanterías polivalentes para alojar decoración, fotos, pero también almacenamiento en cajas o cestas. Las mesas de estudio son amplias y a veces plegables o con zonas de ampliación. Los armarios amplios con un gran espacio para acoger toda la ropa y complementos. Es habitual encontrar espejos grandes o tocadores incluso.

En cuanto a la iluminación necesitamos diferentes opciones para diversos ambientes; estudiar, ver la tele o relajarse, etc. Así desde lámpara de mesilla tenue, a luz intensa para la zona de estudio, pasando por diversas opciones decorativas como letras y dibujos en neón de colores o figuras que emiten luz.

Esta habitación es para mucho más que dormir, aquí se hace deporte, se habla por teléfono, es zona  de relax, de estudio, de ver la tv o jugar a videojuegos, incluso se pasan ratos con un amigo o amiga buscando la intimidad y la confidencia juvenil.

En la decoración revestir las paredes al gusto y personalidad propios de la edad incluso con grandes paneles o fotomurales de una pared completa. Zócalos en madera, pintura en color o papeles pintados para el toque original y distinto. El efecto visual de este tipo de decoración es muy impactante y suele cambiarse a los pocos años, de figuras geométricas, rayas, cuadros a imitación de ladrillos, tablas de madera… Es raro encontrar cuadros en estos dormitorios.

En los textiles la comodidad de grandes cojines para estudiar o descansar sobre la cama, fundas nórdicas de fácil uso y ligeras, y alfombras para andar descalzos son los básicos. Eso sí, estos elementos suelen ser arriesgados, en colores intensos normalmente más sufridos y que pueden llevar iconos musicales, deportivos o de ficción a gran tamaño.

Los colores y el estilo no siguen las reglas del resto de la casa. Se pueden mezclar colores intensos, aunque se recomienda elegir unos pocos y no incluir más de 3 ó 4. En lugar de cortinas nos decantamos por estores del estilo paqueto en lino que permiten el paso de la luz salvaguardando la intimidad.

El estilo y las necesidades van evolucionando y cambiando con la persona, por lo que los muebles deben ser muy versátiles para ofrecer posibilidades diferentes. Hay que destacar y aprovechar la luz natural y lograr la mayor amplitud posible. Con la edad se modifican los usos y los gustos por lo que la decoración también puede cambiar con cierta frecuencia.

Son muy útiles y habituales los grandes corchos y amplios collages para colocar recuerdos o fotos, y ganan terreno los cuadros digitales al igual que el resto de gadgets tecnológicos como los altavoces inteligentes.